DSC_0546

Pizza serrana con pesto


Lo que vas a necesitar

4 cucharadas de salsa de tomate
1 rama de orégano fresco
200g de mozzarella rallada
1 tomate
3 lonchas de jamón serrano
1 cucharada de salsa pesto
Aceite de oliva

 

Para la masa de pizza:

350g de harina
30g de levadura
4 cucharadas de aceite de oliva
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de azúcar
1 vaso de agua tibia

 

Para la salsa pesto:

90g de queso parmesano
2 dientes de ajo sin simiente
22 hojas de albahaca
15 piñones
1 ramito de perejil
130ml de aceite de oliva

 

Paso a paso:

Salsa pesto:

1. Machacamos en un mortero con un poco de sal, los dientes de ajo, con los piñones, el perejil y la albahaca.

2. Trabajamos en el mortero hasta obtener una masa uniforme.

3. Vertemos la mezcla del mortero en un bol y añadimos el queso parmesano, el aceite y dos cucharadas de agua hirviendo. Mezclamos con ayuda de una varilla hasta conseguir una masa homogénea.

Paso a paso:

1. Disolvemos la levadura en un vaso de agua tibia (unos 200ml de agua) y añadimos una buena cucharada de harina y sin remover tapamos con papel film y dejamos reposar una hora en un lugar templado.

2. Colocamos el resto de la harina en la superficie de trabajo bien limpia formando un volcán y, añadimos en el centro la sal, el azúcar, la masa de harina que habrá quedado en la superficie del vaso de agua y el aceite. Vamos mezclando y añadiendo el agua tibia con levadura poco a poco hasta conseguir una masa homogénea que no se pegue ni a las manos ni en la superficie de trabajo. Le damos forma de bollo de pan y lo dejamos reposar tapado con film trasparente durante 2 horas en un lugar templado.

DSC_0624_opt DSC_0538_opt

3. Cuando haya trascurrido el tiempo y la masa haya doblado su tamaño debemos volver a amasar para cortar la fermentación. Volvemos a hacer un bollo y dejamos fermentar otros 15 minutos.

DSC_0539_opt

4. Estiramos la masa con ayuda de un rodillo haciendo una base o dos (preferiblemente dos para trabajarla mejor). Podemos darle la forma que más nos guste en este caso redonda. Si quieres que quede una forma más perfecta puedes ayudarte recortando con la punta de un cuchillo. Hay que asegurarse que la masa queda igual de fina por todas partes. Sabremos que la hemos amasado bien cuando deje de encoger al tratar de estirarla.

DSC_0540_opt

5. Colocamos la masa en una bandeja de horno cubierta con papel y reservamos.

DSC_0626_opt

6. Retiramos las hojas de orégano de la rama y las picamos con un cuchillo. Las mezclamos con la salsa de tomate que servirá de base de nuestra pizza.

DSC_0542_opt

7. Añadimos la mozzarella repartiéndola por toda la base, el tomate cortado en rodajas finas y la salsa pesto repartida por toda la base.

DSC_0543_opt

8. Introducimos la pizza en el horno previamente calentado a 250⁰ y dejamos entre 15 y 20 minutos hasta que la base esté crujiente.

9. Añadimos el jamón y un chorrito de aceite de oliva y ¡Listo!

DSC_0549_opt DSC_0545_opt

(Visited 48 times, 1 visits today)

Deja un comentario