DSC_0262

Potaje de vigilia


Lo que vas a necesitar (para 6 personas)

400g de garbanzos
1 cebolla grande
1 diente de ajo sin simiente
1 puerro
3 huevos cocidos
250g de espinacas troceadas
2 cucharaditas de pimentón dulce
50ml de aceite de oliva
2 hojas de laurel
Sal

Para los bollitos

La miga de una barra de pan del día anterior
1 huevo
1/2 cucharadita de ajo en polvo
1 cucharada de perejil picado
Leche para mojar la miga
Una cucharada de nata espesa.
Sal y pimienta

Paso a paso:

1. Debemos dejar los garbanzos en agua templada con una cucharada de sal 12 horas.

2. En una olla rápida, ponemos agua con dos hojas de laurel y cuando rompa a hervir añadimos una cucharada de sal. Ponemos los garbanzos escurridos en la olla y mantenemos a fuego medio para que el garbanzo no se rompa demasiado. Ponemos la tapa y cuando empiece a salir vapor contamos 7 minutos. Retiramos del fuego y reservamos. Es mejor no echar mucho agua, si hiciera falta se puede ir añadiendo agua templada.

3. En una sartén ponemos el aceite y el ajo, cuando esté doradito añadimos la cebolla y el puerro troceados y dejamos pochar.

4. Cuando la cebolla y el puerro estén bien pochados añadimos el pimentón dulce y sofreímos unos segundos. Agregamos un cazo con garbanzos y agua y dejamos cocer un minuto. Pasamos los ingredientes de la sartén a un vaso batidor y trituramos bien.

5. Añadimos la mezcla anterior a la olla con los garbanzos cocidos, y las espinacas troceadas y dejamos hervir a fuego lento hasta que las espinacas estén bien cocidas. Reservar.

6. En un plato desmigamos la barra de pan y la mojamos con leche. Con ayuda de un tenedor vamos deshaciendo bien la miga. Si hay demasiada leche, escurrimos. Añadimos un huevo, el ajo en polvo, una pizca de sal y de pimienta, la nata y el perejil y batimos bien con el tenedor. La masa resultante no debe está muy clara ni demasiado espesa. Podemos rectificar la textura añadiendo más leche o más miga de pan.

7. Hacemos los bollitos con ayuda de una cuchara pequeña en una sartén con abundante aceite y los dejamos escurrir en papel absorbente. Añadimos la mitad de ellos al guiso de garbanzos y dejamos la otra mitad en un plato para servir en la mesa.

DSC_0255_opt DSC_0260_opt

8. Añadimos los dos huevos troceados y dejamos en el fuego un par de minutos más junto con los bollitos.

9. Utilizamos el otro huevo cocido para decorar los platos.

Otra forma de hacer los bollitos es añadiendo bacalao desmigado.

(Visited 25 times, 1 visits today)

Deja un comentario