DSC_0050

Roscón de Reyes Iban Yarza con Thermomix


Lo que vas a necesitar

Para el fermento o madre:

100 g de harina de fuerza
60 g de leche tibia
2 g de levadura prensada

Para la masa final:

162 g de fermento o madre
330 g de harina de fuerza sin tamizar
60 g de leche entera cocida con canela y cítricos
2 huevos medianos
80 g de azúcar
30 de miel
110 g de mantequilla fría.
15 g de levadura prensada (o 5 g de levadura seca de panadería)
3 cucharillas de café de ron
2 cucharillas de café de agua de azahar
Ralladura de medio limón
5 g de sal

Para decorar:

Huevo
Frutas confitadas
Almendras
Azúcar

Paso a paso:

1. Se mezclan todos los ingredientes de la masa madre sin tamizar y se amasan ligeramente hasta que estén bien incorporados los unos con los otros. Este paso es mejor hacerlo con la mano ya que en la thermomix perderíamos parte de la masa que siempre se queda en las cuchillas.

2. Con la masa madre tenemos dos opciones: hacerla la noche anterior, con lo que dejaríamos reposar la masa tapada con un paño de cocina durante media hora y posteriormente la introduciríamos en el frigorífico o; dejar la masa reposar fuera del frigorífico tapada con un paño de cocina de tres a cuatro horas (no importa que sean más horas, pero no es recomendable que sean menos de tres)

3. Infusionamos la leche con cascara de naranja o limón y una rama de canela. Debemos tener cuidado con la ebullición. Yo siempre preparo más cantidad de leche infusionada porque en la ebullición siempre se evapora un poco. Dejamos reposar en el frigorífico al menos tres horas. También podemos dejarla reposar la noche entera si hemos decidido preparar la masa madre la noche anterior. Antes de usar la leche la colamos bien para que no caigan restos de canela o cítrico.

4. Echamos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix excepto el azúcar y la mantequilla y amasamos 5 minutos en velocidad espiga.

5. Incorporamos la mitad del azúcar y amasamos 4 minutos a velocidad espiga. Posteriormente incorporamos el resto del azúcar y volvemos a amasar 4 minutos en velocidad espiga.

6. Finalmente añadimos la mantequilla fría en cuadrados y amasamos 13 minutos en velocidad espiga. Debemos asegurarnos de que la masa ha quedado sin grumos y lisa. Tapamos el vaso de la thermomix con un paño de cocina y dejamos fermentar la masa un mínimo de dos horas.

7. Transcurrido el tiempo la masa habrá duplicado su tamaño, programamos 1 minuto en velocidad espiga y dejamos reposar 5 minutos más para que no se nos pegue la masa a las manos.

8. Sacamos la masa del vaso de la thermomix, si se os pega mucho a las manos podéis ayudaros con un poco de aceite, nunca con harina (he de decir que en todas las veces que he hecho esta receta no he necesitado aceite para trabajar la masa), y le damos forma de bola. Tapamos con un paño de cocina y dejamos reposar 15 minutos.

9. Le damos la forma deseada tratando que todas las partes tengan el mismo grosor para que la cocción sea uniforme. Colocamos en una bandeja de horno y tapamos con papel transparente. Dejamos reposar entre una hora y media y tres horas o hasta que duplique su volumen.

10. Escondemos la sorpresa si lo deseamos, pincelamos bien con un huevo y decoramos con la fruta confitada, las almendras y el azúcar. Para que el azúcar se quede escarchado podemos añadirle unas gotas de agua o de esencia de vainilla para darle aroma.

11. Introducimos en el horno previamente calentado a 180º durante 17 minutos si usamos el ventilador o 20 minutos si solo usamos las resistencias.

DSC_0045_opt

¡Espero que lo disfrutéis!

(Visited 1.199 times, 1 visits today)

Deja un comentario